jueves, 12 de diciembre de 2013

Tanque Rhebok de Ramshackle Games

La inglesa Ramshackle Games es una de esas marcas que suele dar una de cal y otra de arena (sea cual sea la buena, que nunca lo tengo claro). En su rango de miniaturas post-apocalípticas para su reglamento Nuclear Renaissance a 28 mm tiene de todo, desde vehículos muy interesantes o máquinas de guerra graciosas (como la catapulta de los mutantes), hasta figuras que dan cierta vergüenza ajena.

Esta vez les toca acertar de pleno con el tanque medio Rhebok y su versión de asalto como vehículo lanzallamas. Se trata de un kit en resina de gran detalle, que nos permite montar un tanque estándar con torreta de cañones automáticos y una ametralladora pesada frontal, y que cuesta 20 libras (menos de 24 euros). La versión alternativa lanzallamas cambia el habitáculo de la dotación por dos gigantescos tanques de combustible, además de incluir las citadas armas tanto en la torreta como en el frontal (mismo precio).

Por si eso fuera poco, el kit tiene la opción de personalizarlo a nuestro gusto cambiando las orugas por ruedas, la torreta superior por una simple cúpula de observación para el comandante, o la pala excavadora del frontal por un parachoques de barras sólidas de aspecto brutal.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada