viernes, 8 de noviembre de 2013

Artículo: La 51ª División de Highlanders

Traducido con permiso expreso de FoW
Título original: 51st Highland Division
Autor: Gary Martin
Enlace original: www.flamesofwar.com
Traducción: Marcos García (Kushtar)

La 51ª División de Highlanders en Normandía


La 51ª División de Highlanders se ganó la reputación como unidad de renombre durante la Primera Guerra Mundial. Fue creada en 1908 como División Territorial tras las reformas de Haldane en el Ejército Británico. Fue durante la Gran Guerra cuando adoptaron su emblema de la HD, que años más tarde dejarían inmortalizado en las carreteras de Normandía en 1944.

En 1939 fueron movilizados una vez más para la guerra, convertidos ahora en una mezcla de soldados Territoriales y Regulares, y enviados a Francia. Durante la campaña de 1940 lucharon bajo mando francés en el 10º Ejército, llevando a cabo varias acciones de retaguardia para frenar el avance alemán. Finalmente se vieron aislados y rodeados en Saint-Valéry-en-Caux. La 154ª Brigada se había desligado del resto y ya se había retirado, por lo que sólo las Brigadas 152 y 153 fueron capturadas cuando la División se vio obligada a rendirse el 12 de junio de 1940.

La 51ª División de Highlanders fue reconstruida en Inglaterra a partir de la 154ª Brigada superviviente y la 9ª División de Highlandres, una División Territorial de segunda línea cuya organización era un calco exacto de la 51ª. La nueva unidad llevó a cabo un entrenamiento intensivo durante 1941 y 1942, y en junio de ese año fue devuelta al frente para tomar parte en la campaña del Norte de África.

Obtuvieron la reputación de ser una formación organizada, de moral elevada, con buena capacidad combativa y un cuartel general competente, lo cual agradaba enormemente a Montgomery. Lucharon con los australianos y neozelandeses durante la Operación Lightfoot y fueron clave a la hora de limpiar los campos de minas durante la Operación Supercharge. Tras la batalla de El Alamein tomaron parte en la despiadada persecución del Afrika Korps por todo el Norte de África hasta Túnez. Allí asaltaron las posiciones alemanas en Wadi Akarit, además de combatir en Mareth y Medenine. Más tarde formaron parte del 30º Cuerpo en la invasión de Sicilia y, por fin, volvieron a Inglaterra tras la conquista de la isla italiana.


Normandía
Allí volvieron a someterse a un intenso entrenamiento de cara a la invasión de Normandía, además de adaptarse al cambio de mando que se produjo justo antes de la campaña de Sicilia: el Mayor-general Douglas Neil Wimberley, que los había liderado en todas las batallas del Norte de África, fue reemplazado por el Mayor-general C.Bullen-Smith.

La división empezó a desembarcar en Normandía el 6 de junio con la 153ª Brigada bajo el mando del Teniente-coronel "Chick" Thomson, justo después de que las divisiones de vanguardia hubiesen limpiado las playas Juno y Sword. En un principio Thomson ofreció el apoyo de su brigada a la 3ª División Canadiense, pero su comandante le aseguró que todo estaba bajo control.

A la mañana siguiente el comandante de la 51ª División, el Mayor-general Bullen-Smith envió un batallón a la estación de radar de Douvres por orden de su Cuerpo. El 5º de la Guardia Negra, con dos tanques Churchill AVRE, avanzó por los bosques al este de Douvres. Por desgracia el bosque ya estaba ocupado por canadienses, que fueron confundidos con alemanes por los soldados escoceses y abrieron fuego sobre ellos. Tras aclarar el malentendido los escoceses salieron del bosque hacia la estación de radar, a través de campo abierto

La estación estaba protegida por un cañón de 7.5 o 8.8 cm que disparaba desde la villa de Douvres. Esta pieza artillera abrió fuego mientras el batallón salía del bosque y eliminó a ambos Churchill AVRE de los Ingenieros Reales. Los escoceses quedaron clavados en el suelo por el fuego de supresión enemigo y Thomson solicitó más tropas, aunque en vez de eso se anuló su misión y les dieron nuevas órdenes de pasar de largo, mientras la Marina bombardeaba la zona hasta que cesó toda oposición armada. Aún así, la estación de radar no pudo ser asegurada hasta que fue asaltada por comandos.

Después la 153ª Brigada fue enviada al puente Pegaso en el canal de Caen, mientras que la 5ª de Cameron (ya desembarcada y adscrita a la 153ª Brigada) se quedaba a proteger la estación de radar. La 152ª Brigada llegó el 7 de junio, bajo el mando del Teniente-coronel Walford, y el 9 de junio se le ordenó cruzar el puente Pegaso y prestar apoyo a la 6ª División Aerotransportada con la ayuda de la 4ª Brigada Blindada. La 154ª Brigada no llegó a la playa hasta el 10 de junio (Día D+4) y fue colocada de inmediato en la reserva del Cuerpo, donde estaría hasta el día 13.


Una vez al otro lado del Orne la 153ª Brigada se vio envuelta en serios combates por tomar varios pueblos. El 5º de la Guardia Negra, bajo el mando directo de la 6ª División Aerotransportada, se dirigió hacia Breville por la carretera desde Ranville. Pronto se encontraron con fuerte resistencia en el camino, a cargo de tropas alemanas emboscadas en las zanjas a ambos lados de la carretera y los campos circundantes. La Compañía A fue prácticamente aniquilada, llevándose la peor parte el pelotón de vanguardia en el que todos sus hombres murieron con los primeros disparos de la emboscada. El batallón se retiró y estableció su posición en el Chateau de Breville al sur del pueblo. Los alemanes lanzaron un contraataque frontal contra el castillo, pero la Guardia Negra se mantuvo firme y repelió el asalto con grandes bajas.

Las 5ª y 7ª de Gordon avanzaron hacia Touffreville y la tomaron sin oposición, pero tuvieron que rechazar un contraataque alemán. La 1ª de Gordon siguió avanzando hasta lo que más tarde se bautizaría como "El Triángulo", donde se toparía con una fuerte resistencia.

Mientras tanto la 152ª Brigada (salvo la 5ª de Seaforth que estaba adscrita a la 153ª) empezó la Operación Smock para tomar las villas de St Honorine la Chardonnerette y Demouville. La 5ª de Cameron iría en cabeza y la 2ª de Seaforth detrás, con la idea de que los de Cameron tomasen el primer pueblo y los de Seaforth el segundo. Los de Cameron se concentraron en los alrededores de Ranville y atacaron en la mañana del 13 de junio. Los alemanes reaccionaron con rapidez y respondieron con un intenso bombardeo artillero sobre la primera línea escocesa, frenando y retrasando el ataque. El ataque definitivo iba a ser apoyado por un pelotón blindado de la 4ª Brigada Blindada, con tres de sus tanques uniéndose a los escoceses por el oeste y el cuarto en reserva para el asalto final. Aunque habían tomado posiciones en Ranville, el incesante fuego artillero alemán estaba desbaratando todos los planes y, más tarde, incluso se produjo un contraataque germano apoyado por blindados.

Los cañones antitanque de Cameron dieron buena cuenta de ellos; el propio sargento A. Mackenzie eliminó tres tanques de una columna con su cañón de 6 libras. A las 10 de la mañana la presión sobre las posiciones de Cameron se había vuelto insostenible y se emitió la orden de retirada. No obstante esta orden no llegó a la Compañía C, que siguió luchando varias horas hasta recibir la confirmación de su retirada. El batallón se replegó y reagrupó en Longueval, junto al río Orne.


El fracaso del ataque a St. Honorine obligó al 2º de Seaforth a cancelar su asalto a Demouville. En lugar de ello establecieron posiciones defensivas en la zona alta al norte de St. Honorine, donde se les unió el 5º Batallón de Seaforth de la 153ª Brigada, que había estado situado entre ambas unidades.

El 22 de junio se reanudó el ataque de los Cameron a St. Honorine, y esta vez los tanques estuvieron a su hora en el punto de encuentro con los escoceses. El avance se inició antes del amanecer y la villa estaba en manos aliadas al mediodía. Las labores de limpieza continuaron hasta las 10, y los de Cameron tuvieron que rechazar varios contraataques de gran intensidad. Esa misma noche fueron relevados por destacamentos del 2º de Seaforth, que a su vez fueron reemplazados por el 5º Batallón de Seaforth.

La tercera brigada de la división, la 154ª, fue puesta a las órdenes de la 6ª División Aerotransportada y cruzó el Orne para establecer posiciones defensivas junto a los puentes. Lucharon y mantuvieron en su poder todas las cabezas de puente desde Longueval en el sur hasta Sallenelles en el norte, cerca de la desembocadura del Orne. Esta cabeza de puente se extendía hacia el este hasta "El Triángulo", que había tenido expuesto uno de sus lados hasta la captura de St. Honorine el día 22.

Los hombres de la 154ª Brigada que avanzaban hacia el este se veían acosados de continuo por proyectiles de artillería y mortero lanzados por un enemigo invisible. Durante estos días la moral de toda la división cayó en picado a causa de este acoso implacable y sus lentos progresos, empeorado por el papel de los escoceses como tropas de reserva de otra división, que hacía que sus brigadas y batallones estuviesen dispersos en tareas de apoyo y relevo a unidades británicas y canadienses.

Todos estos factores se dieron cita en la villa de Colombelles, a una milla al este de Caen, dominada por una gran fábrica cuyas enormes chimeneas se recortaban en el cielo a gran distancia. Esta factoría era un lugar ideal para los observadores alemanes, que les daba una panorámica excelente de los campos circundantes. La 153ª Brigada recibió la orden de atacar esta posición por la noche, con la ayuda del 7º de la Guardia Negra de la 154ª Brigada. El plan requería que el 1º de Gordon tomase el pueblo de Colombelles desde Longueval, mientras que el 5º de la Guardia Negra tenía que apoderarse del cruce de carreteras en la esquina noreste de la fábrica y el 7º de la Guardia Negra asaltar las instalaciones industriales. Entonces los Ingenieros Reales volarían las chimeneas y las tropas se retirarían, con un tiempo total de operación no superior a un día.


La operación se lanzó el 11 de julio a la 1 de la madrugada. El 1º de Gordon se topó con problemas nada más iniciar el asalto al pueblo: dos compañías entraron por el perímetro occidental de Colombelles, peor otras dos se quedaron atrapadas bajo fuerte fuego artillero, de morteros y armas ligeras. El 5º de la Guardia Negra tomó el cruce de caminos y estableció posiciones defensivas en las casas cercanas. A las 4 de la mañana se decidió retirar a las dos compañías del pueblo y reunir al 1º de Gordon para otro intento de tomar Colombelles al amanecer, pero por desgracia los alemanes vieron el movimiento e iluminaron todo el área con bengalas, por lo que las compañías en retirada sufrieron grandes bajas en su reubicación. Esto dejaba al 5º de la Guardia Negra aislado en el cruce, siendo su única defensa las casas dispersas ya que el suelo estaba demasiado duro para cavar trincheras. Su posición estaba en línea de visión directa del puesto de observación alemán en la fábrica, por lo que no tardaron en estar bajo fuego directo de su artillería y morteros. Su flanco derecho también estaba expuesto al fuego de armas ligeras de las tropas alemanas. Los escoceses aún contaban con el apoyo de los Sherman de la 4ª Brigada Blindada, pero sus tanques estaban a punto de encontrarse con unos rivales temibles.

A las 6:30 tres Tigres I E (del 503º Schwere Panzerabteilung) y dos Panzer IV H (de la 21ª División Panzer) salieron por la puerta sur de la fábrica. De los once Sherman y Firefly que apoyaban al 5º de la Guardia Negra diez quedaron destruidos en pocos instantes, lo que obligó a los escoceses a retirarse sin el apoyo antitanque que tanto necesitaban e hizo que sufriesen cuantiosas bajas. A las 9:30 se había completado la retirada, pero toda la operación para limpiar la fábrica había sido un fracaso. La peor parada fue la 153ª Brigada, que se retiró al completo hasta Longueval.

La división siguió luchando para aumentar la cabeza de puente. El 5º de Seaforth de la 152ª Brigada se ubicó en los límites del Triángulo el 9 de julio. Este susodicho Triángulo tenía su vértice apuntando hacia el sur, y cubría una extensión de densos bosques donde los alemanes delimitaban sus bordes sur y este con una mezcla de tropas regulares y Osttruppen auxiliares. Con el inicio de la Operación Goodwood (18 de julio) el 5º de Seaforth recibió la orden de tomar El Triángulo. Un intenso bombardeo aéreo de saturación seguido de una barrera artillera de gran calibre les aclaró el camino, y los escoceses limpiaron la zona con la ayuda de varios tanques lanzallamas Churchill Crocodile. Una vez hecho, el 2º de Seaforth y el 5º de Cameron atravesaron El Triángulo hasta la carretera de Troarn, donde se les ordenó esperar a regañadientes durante 10 días bajo intenso fuego artillero hasta que fueron relevados por el 7º de la Guardia Negra. Poco después la 153ª Brigada relevó al completo a la 152ª.

La 51ª División también contribuyó a la Operación Goodwood limpiando minas para las unidades blindadas del 1er Cuerpo. Después de Goodwood la reputación de la división se había visto un tanto empañada, ya que no habían estado a la altura de sus propias expectativas y hasta el momento se habían topado con varios contratiempos durante los combates. Las divisiones de infantería aliadas con menos reputación que los Highlanders, como la 50ª o la 3ª, habían obtenido resultados mucho más contundentes: en concreto la 50ª, que había compartido muchas de las experiencias de la 51ª en el Norte de África y Sicilia, se había adaptado a la lucha en el bocage y los terrenos angostos con mucha más rapidez que sus vecinos del norte. El alto mando también tomó nota del malestar entre los Highlanders y se realizaron varios cambios en la cadena de mando.


La Operación Totalise
El nuevo comandante de la división era un rostro familiar, el general T.G. Rennie, que había estado con la 51ª en Francia y había sido capturado, pero que pudo escapar y volver a Inglatera para ponerse al frente de un batallón y luego una brigada de la nueva división. Más tarde fue nombrado comandante de la 3ª División a la que lideró desde el Día D hasta que resultó herido. Recuperado ya a estas alturas, aunque con el brazo en cabestrillo, se hizo cargo de la 51ª con gran entusiasmo.

La 51ª División de Highlanders fue puesta bajo el mando del 2º Cuerpo Canadiense para la Operación Totalise, con la misión de expandir la cabeza de puente en Normandía hacia Falaise a lo largo de la carretera Caen-Falaise. El Cuerpo avanzaría con un frente compuesto por dos brigadas, siendo una de ellas la 154ª Brigada de la 51ª División.

Para esta operación se adscribió la 33ª Brigada Blindada a la división, que a la larga sería el inicio de una buena y fructífera relación entre ambas formaciones. Los planes requerían que la 154ª Brigada atravesase las líneas alemanas y ocupase la zona alrededor de Cramesnil, St. Aignan, y Garcelles-Secqueville, tras lo cual avanzarían las Brigadas 152 y 153 para aumentar la cabeza de puente y permitir que dos Divisiones Blindadas sobrepasasen sus posiciones dispersándose en su avance hacia Falaise. La 154ª Brigada avanzaría en dos columnas con el 7º de Argylls y la 144ª RAC en dirección a Cramesnil, seguidos por el 7º de la Guardia Negra y la 148ª RAC para tomar Garcelles-Secqueville. A su izquierda el 1º de la Guardia Negra y la Caballería de Northamptonshire se dirigirían a St. Aignan. El terreno era en su mayor parte plano, pero estaba muy parcelado por franjas boscosas que delimitaban los campos abarrotados de cereales. Los caminos estaban a un nivel más bajo y delimitados por amplias cunetas con densos setos. Pequeños pueblos rodeados de bosquecillos y setos rompían cada poco la regularidad del terreno.

Esta operación era la ocasión perfecta para que la división se redimiese, restaurar la reputación del 8º Ejército y demostrar su valía al alto mando. Los planes se trazaron con gran cuidado y las partes clave del asalto se entrenaron una y otra vez en maniobras especiales.


Tras una preparación muy intensa, que incluyó mensajes enardecedores de Rennie y Montgomery evocando glorias pasadas, la operación empezó a las 2:30 de la mañana del 7 de Agosto a cubierto de la noche. La dirección del avance quedaba marcada por el fuego de los cañones Bofors en los flancos y se enfocaron reflectores a las nubes para proporcionar luz artificial indirecta a la zona. Incluso la artillería lanzó salvas de humo verde sobre los objetivos principales; nada quedó al azar.

Cada columna iba liderada por cuatro tanques, barreminas en las zonas donde se esperaba encontrar campos de estos artefactos. Justo detrás iban los Highlander montados en Priests autopropulsados, a los que apodaron Canguros, convertidos en transportes de tropas al eliminar su cañón principal. Este había sido un invento canadiense y se distribuyeron a la división para esta operación.

El 7º de Argylls recibió fuego enemigo durante su avance hacia el objetivo, pero tras un pequeño retraso en las vías del tren pudieron alcanzar su meta hacia las 4 de la mañana. El 1º de la Guardia Negra tuvo problemas vadeando los caminos y cunetas, quedando expuesto al fuego de cañones autopropulsados que destruyeron dos de sus Canguros. Cuando consiguieron llegar al punto de reunión desmontaron de los vehículos, se reorganizaron y asaltaron de inmediato su objetivo. La lucha fue intensa, pero consiguieron hacerse con todos los destinos marcados y el batallón se atrincheró en ellos hacia las 6:00 horas.

El 7º de la Guardia Negra también sufrió el fuego de antitanques alemanes emboscados, aunque lograron alcanzar su punto de reunión a tiempo a pesar del contratiempo. Conquistaron todos los objetivos marcados tras una lucha feroz, aunque el sol ya había salido cuando lo lograron y tuvieron que cavar sus trincheras a la luz del día, lo que los dejó expuestos a varias andanadas de morteros.

No pasó mucho antes de que los alemanes contraatacasen, y fue el 1º de la Guardia Negra el que se llevó la peor parte. Los germanos tenían el apoyo de artillería y fuego de mortero, así como la ayuda inesperada de varios bombarderos de la Fuerza Aérea norteamericana que bombardearon por error las posiciones escocesas. El ataque alemán iba reforzado por varios tanques Tigre y Panzer IV, aunque la Guardia Negra tenía el apoyo de la Caballería de Northamptonshire que se las apañó para defender con eficacia a sus compañeros de infantería. La destrucción de algunos Tigres y Panzer IV, así como una excelente cobertura artillera aliada, detuvo en seco el ataque alemán. Esto permitió a la 1ª División Blindada polaca atravesar sus posiciones y empezar la segunda fase de la operación, aunque se encontró con una resistencia tan densa que tuvo que retirarse de nuevo a posiciones en la retaguardia de la 154ª Brigada.


Tras la 154ª Brigada venía la 152ª, cuya tarea era limpiar las líneas alemanas rotas por el avance aliado. Esta no fue una tarea tan fácil como se había pensado, ya que en lugar de retirarse al haber sido sobrepasadas, muchas unidades alemanas se quedaron a plantar cara. El pueblo de Tilly-la-Campagne fue un hueso particularmente duro de roer. El 2º de Seaforth fue enviado para tomarlo, pero tras toparse con una seria resistencia tuvo que pedir la ayuda de una compañía del 5º de Seaforth, pero no pudieron conquistar la villa hasta que aparecieron varios tanques de la 154ª Brigada por el otro lado del pueblo y los defensores se rindieron. El 5º de Cameron avanzó a través de los campos de trigo hacia Lorquichon, que capturaron con pocas bajas, para después atravesar un bosque hacia Poussy donde se atrincheraron.

La 153ª Brigada era el coche-escoba de la operación. El 8 de agosto avanzó a bordo de sus Canguros hacia la zona de Garcelles-Secqueville, donde llevaron a cabo un asalto contra Sequeville-la-Campagne que fue capturada por el 1º de Gordon y se hicieron 92 prisioneros.

Los 5º y 7º de Gordon atacaron a través del bosque al oeste de Conteville, mientras que el 5º de la Guardia Negra ocupaba el pueblo de Soliers. El 9 de agosto se habían logrado todos los objetivos impuestos a la división, aunque los bosques alrededor de St. Sylvain aún eran un nido de resistencia alemana y el 7º de Argylls y el 1º de la Guardia Negra recibieron la orden de limpiarlos. Atacaron de noche sobrepasando las posiciones del 7º de la Guardia Negra, pero se vieron expuestos a un intenso fuego de ametralladoras antes de poder adentrarse mucho en el bosque, además de recibir varios contraataques que pudieron repeler. Quedaron aún más expuestos a la presión alemana cuando la 1ª División Blindada polaca fracasó en su avance hacia el este, hasta que finalmente se vieron expulsados del bosque por los contraataques alemanes. La situación se alivió un poco cuando el 7º de la Guardia Negra relevó al 7º de Argylls y el 5º y 7º de Gordon pudieron tomar un risco elevado a la izquierda de los bosques.

En la semana siguiente siguieron los progresos: el 1º de Gordon capturó Doux Marais y el castillo de St. Marie-aux-Anglais, mientras que a su izquierda el 5º y 7º de Gordon limpiaban los bosques de St. Sylvain para luego unirse al 5º de la Guardia Negra y cruzar limpiamente el río Dives. El 14 de agosto el 5º de la Guardia Negra atacó La Bû-sur-Rouvres haciendo unos 200 prisioneros, aunque con la ayuda de algunas unidades de infantería y tanques canadienses que se habían separado de su división. Luego avanzaron hacia Percy y St. Pierre antes de cruzar el Dives para unirse a la cabeza de puente de la 154ª Brigada en el otro lado. Finalmente fueron hacia el norte, para unirse al 1º de Gordon cerca de Ecajeul.

En la noche del 16 al 17 de agosto el 1º de Gordon atacó el pueblo de St. Maclou, cogiendo a sus defensores totalmente por sorpresa y haciendo una gran cantidad de prisioneros. Dado que los alemanes no habían evacuado St. Maclou, este fue el primer encuentro de los Highlander desde su desembarco en Normandía con los agradecidos civiles franceses recién liberados.


El 18 de agosto el 5º y 7º de Gordon atacaron Grandchamp a orillas del río Vie, donde se les unió el 5º de la Guardia Negra para cruzar el río y crear una cabeza de puente en la otra rivera. La idea era que el 5º y 7º de Gordon cruzasen, protegiesen uno de los extremos del puente destruido hasta que fuese reparado por los ingenieros, y después el 5º de la Guardia Negra lo cruzaría. La primera parte del plan salió bien y se creó una cabeza de puente al otro lado del río, permitiendo la reconstrucción del puente hasta considerarlo seguro para que el 5º de la Guardia Negra lo cruzase por la noche y alcanzase la zona de terreno elevado al otro lado. Durante su avance, no obstante, su batallón de cuartel general que se había quedado rezagado sin cruzar el río fue alcanzado de lleno por una salva artillera matando a la mayoría de sus mandos, observadores y expertos en comunicaciones. A pesar de ello el 5º siguió adelante, con dos compañías en punta y las otras dos justo detrás tras haber cruzado el ya sólido puente en camiones.

Las compañías de vanguardia se abrieron paso hasta un risco en forma de herradura que era su objetivo principal, pudiendo establecer una defensa perimetral completa sobre él con la llegada del 1º de Gordon por su flanco izquierdo. Una vez asegurada la posición, los contraataques alemanes del día siguiente fueron repelidos con facilidad.

Lisieux fue tomada el 23 de agosto por el 5º y 7º de Gordon frente a una intensa resistencia casa por casa. Los alemanes peleaban con uñas y dientes por cada calle, cada plaza y cada edificio, y los Highlander vieron por primera vez una lucha sin cuartel en cuerpo a cuerpo. Al acabar la lucha el 5º de la Guardia Negra tuvo que dar el relevo a los agotados hombres del 5º y 7º de Gordon. Mientras tanto el 1º de Gordon conquistó el pueblo de La Forge Vallée el 21 de agosto, y el 23 entró en Lisieux donde se le ordenó seguir avanzando hasta tomar el cruce en una zona elevada al este de la villa.

La 152ª Brigada cayó sobre Lisienx el 14 de agosto. El 5º de Seaforth se encontró una fuerte oposición en Faviéres, aunque pudieron establecer sus posiciones a las 21:00 horas del 15 de agosto. Al día siguiente reanudaron su avance sobre St. Pierre-sur-Dives, aunque ya había sido tomada por el 5º de Cameron. La brigada se desplazó hacia el río Vie, aunque por el camino sufrió el ataque por error de la aviación aliada. El 5º de Seaforth cruzó el río en St. Julien-le-Fauçon y tras abrirse paso por las férreas líneas defensivas alemanas, llegó a Lisieux el 22 de agosto.

El 5º de Cameron que avanzó desde St. Pierre-sur-Dives hasta el vado de St. Julien-le-Fauçon, donde recibieron el refuerzo de la Caballería de East Riding, para cruzar el Vie el 20 de agosto y atacar hacia el sur dirección a la carretera de Lisieux. al caer la noche se atrincheraron en los alrededores de St. Fressard-le-Chère, al suroeste de Lisieux, donde se mantuvieron hasta el 26 de agosto. El tercer batallón de la 152ª Brigada, el 2º de Seaforth (también conocido como el 78º), sobrepasó la posición del 5º de Cameron y el 28 de agosto tomó posiciones en el terreno elevado cercano a Lisieux.


La 154ª Brigada avanzó desde La Bû-sur-Rouvres, con un batallón a pie en punta con los otros dos detrás en transportes motorizados. El 7º de la Guardia Negra se dirigió hacia St. Pierre-sur-Dives y una vez al otro lado del río atacó la zona alta de Le Godet apoyado por el 1er Escuadrón Blindado de la Caballería de Northamptonshire.

El primer ataque a la luz del día fue repelido con la pérdida de diez tanques, y un nuevo intento nocturno de la infantería también fue un fracaso. El 7º de la Guardia Negra por fin tuvo éxito a la mañana siguiente, aunque con grandes bajas para los escoceses. Ahora era el turno del 7º de Argyll para liderar el avance y sobrepasar las posiciones de la Guardia Negra, siendo su objetivo era un cruce de carreteras a una milla de distancia de St. Julien. Cuando se acercaban se vieron atrapados bajo un intenso fuego de morteros, que estallaban entre los árboles creando una letal metralla de astillas que causó muchas bajas. Aún así siguieron adelante y alcanzaron el objetivo, tras haber cruzado el último trecho al descubierto y sufriendo aún más pérdidas. Fueron relevados después por el 1º de la Guardia Negra, que pasó por el cruce con la orden de tomar la propia St. Julien. Lograron tomar el pueblo con poca resistencia y permanecieron allí hasta el 21 de agosto, cuando el 7º de la Guardia Negra volvió a ponerse en primera fila del avance y tomó el cruce de La Corne sin bajas.

Los escoceses llevaron a cabo varias operaciones de limpieza de resistencia en los alrededores de Lisieux hasta el 23 de agosto, pero la participación de los escoceses en la Operación Totalise se dio casi por concluida con la toma de esa ciudad. Así se puso fin a 17 días de combates sin descanso por parte de la 51ª División de Highlanders, que se abrió paso a través de una defensa alemana muy decidida y se saldó con la toma de más de 1.600 prisioneros.

Después de la Operación Totalise
La división seguía formando parte del Cuerpo Canadiense durante las operaciones para tomar Le Harve y St. Valéry-en-Caux (donde la 51ª se había rendido en 1940). Después se vio involucrada en los combates de la Ofensiva de las Ardenas desde diciembre de 1944 hasta enero de 1945. También tomaron parte en la batalla de Reichwald en enero y el cruce del Rin en marzo.

La 51ª División de Highlanders en Flames of War
Hemos incluido la información de la 51ª División de Highlanders junto con la 15ª División Escocesa en el suplemento Overlord (4 de julio de 2013), aunque también puedes usar el Informe de Inteligencia de las Compañías de Fusileros de las divisiones escocesas en Normandía.

Informe de Inteligencia de las Compañías de Fusileros escocesas (PDF, en inglés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada