lunes, 22 de abril de 2013

La guerra contra las máquinas empieza en mayo

Fue en noviembre del año pasado cuando aparecieron en el Games Day de Inglaterra los primeros modelos previos de las nuevas unidades necronas de Forgeworld, como complemento al Imperial Armour 12 para Warhammer 40.000.

El Arca del Teseracto es una de las máquinas más poderosas de los necrones, de un diseño tan intrincado que sólo los criptenólogos más expertos pueden construirlas. Creadas alrededor de la singularidad arrancada del núcleo de una estrella moribunda, el Arca puede concentrar sus energías destructivas de formas variadas y letales. Como efecto secundario, esta máquina también está rodeada por un campo de distorsión gravítica que la protege en todo momento. Este engendro de destrucción se pondrá a la venta el 3 de mayo a un precio de 55 libras (64 euros).

El Pilón Centinela es una variante más pequeña de las extrañas plataformas de armas automáticas que protegen las tumbas de estasis de los necrones, causantes de que más de una expedición de exploración imperial se haya desvanecido sin dejar rastro entre las moles de sus sombríos edificios. Estos poderosos artefactos son arcos de metal brillante equipados con armas capaces de abatir naves enemigas a distancias que escapan a cualquier cálculo lógico, siendo la más común una versión gigante del cañón gauss que llevan los soldados necrones en sus rifles. Esta pieza de tecnología alienígena también saldrá a la venta el día 3 de mayo por un precio de 46 libras (53 euros).

Estas dos novedades se unen al reciente Bombardero del Sudario Nocturno, una variante más voluminosa del caza guadaña que salió a la venta el día 5 de abril por la nada despreciable cantidad de 70 libras (81 euros). Las reglas completas para todas estas nuevas unidades aparecen en el reciente suplemento Imperial Armour 12: The Fall of Orpheus (48 libras, 56 euros).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada