miércoles, 27 de febrero de 2013

Se avecina un sábado de mil demonios en GW

Perdón por el chiste fácil, pero es que este sábado día 2 de marzo se ponen a la venta todas las novedades de Demonios del Caos de Games Workshop, tanto para Fantasy como para 40.000. Estarán disponibles ambos libros de ejército (39 euros cada uno) y sus respectivos mazos de magia y de poderes psíquicos, además de unas ediciones limitadas de los libros de ejército con portadas específicas de cada dios del Caos con una funda negra, portada con el símbolo del dios en cuestión y un certificado de autenticidad que nos certifica como Heraldos elegidos (por la friolera de 70 euros, sólo en inglés).

En lo referente a figuras, todas las que salen como novedad se podrán utilizar indistintamente en Fantasy o en 40.000, como viene siendo habitual en los últimos lanzamientos de este ejército. La que más me llama la atención es la de una atractiva caja de Zánganos de Nurgle, que incluye tres portadores de plaga montados a lomos de unas moscas gigantes hinchadas y pustulentas (46 euros). También estará disponible un Trono de Sangre (adivinad para qué dios) por 35 euros que no me dice gran cosa, aunque tiene la opción de montarle un Cañón de Cráneos que impone respeto, y un Heraldo de Tzeentch en Carro Flamígero que también es bastante espectacular por el mismo precio.

Tema aparte es el de los heraldos a pie, que salen tres, y que me parecen una tomadura de pelo. Son 20 euros el de Nurgle (en plástico y el más bonito, una vez más) y 21 euros el de Khorne y la de Slaanesh, que son poco más que un desangrador y una diablilla normales (de hecho, creo que se podrían montar heraldos similares con las piezas de grupo de mando de sus respectivos regimientos). Casualmente, estos dos últimos, los más caros y más feos, son en resina a cargo de la polémica línea Finecast, de la que se siguen vertiendo ríos de tinta digital acerca de la calidad de sus moldes, el desfase de sus precios y el diseño general de las figuras. Pero para gustos colores y cada cual es libre de gastarse los cuartos en lo que buenamente guste.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada